archivos
El gasto del sistema sanitario, una enfermedad crónica

Enviado por D&M 21/06/2011
En los últimos 35 años el gasto sanitario ha aumentado en la mayoría de países europeos, se ha duplicado en Estados Unidos, ha aumentado en un 60% en Reino Unido y más de un 70% en Canadá. El C.D. Howe Institute quiso prever cómo evolucionará ese gasto en este último país en las próximas dos décadas. Para ello realizaron este estudio, publicado en abril de 2011, en el que, gracias a adoptar una perspectiva macroeconómica y a basarse en una generalización de los datos históricos, pueden aventurar hipótesis sobre lo que les depara el 2031.

Fuente: Institut C.D. Howe

En 1975 el crecimiento del gasto público y privado del sector sanitario canadiense superó las tasas de crecimiento del PIB y de la renta per capita. Esta situación sigue manteniéndose hoy en día y se debe principalmente a cuatro factores: los cambios demográficos, la evolución del precio de los servicios sanitarios con respecto al PIB, el progreso en la calidad y gestión de la atención médica y la evolución de la renta per cápita en relación al PIB.

David A. Dodge y Richard Dion han elaborado un diagnóstico del panorama sanitario canadiense y un pronóstico de la situación en 2031. Con el objetivo de proyectar la evolución del gasto en las próximas dos décadas y sus consecuencias sobre la financiación pública y privada, el artículo dibuja dos escenarios posibles: uno “de base” y otro optimista. En el primer caso sus hipótesis se basan en el statu quo y los datos empíricos recogidos hasta el momento. En cambio, el optimista hace la predicción suponiendo futuras iniciativas políticas y cambios estructurales innovadores.

Aunque en el caso optimista se lograra aumentar la productividad y la eficacia del sistema sanitario, en 2031 los canadienses seguirán asumiendo un gasto creciente y tendrán que plantearse cómo financiarlo. La gestión sanitaria y los particulares tendrán que lidiar con medidas como la reducción de los servicios públicos (provinciales, sobre todo), la subida de los impuestos, un crecimiento del gasto particular en servicios médicos, alguna forma de copago, la reducción de la cobertura del seguro médico público, etc. Sin embargo, éstas son decisiones muy poco atractivas tanto para los ciudadanos como para los políticos. Hechos el diagnóstico y el pronóstico, ahora es labor de los canadienses encontrar una solución a la enfermedad crónica del gasto sanitario.



Referencia bibliográfica

DODGE, D.A., DION, R.. La maladie chronique des dépenses en soins de santé: un diagnostic et un pronostic macroéconomiques. Institut C.D. Howe. 2011 [acceso 20 de junio de 2011]. Disponible en: http://www.cdhowe.org/pdf/Commentary_327_fr.pdf
Acceso al documento original Francés