archivos
Medicina en la red

Enviado por D&M 19/04/2011
Internet es una valiosa fuente de datos que cada día tiene más presencia en la vida de los ciudadanos, pero ¿resulta adecuada para buscar cualquier tipo de información? Parte del Bupa Health Pulse 2010, basado en una encuesta a más de 12 000 personas de 12 países distintos, se ha centrado en el papel de la medicina en la red, aportando información interesante sobre las principales tendencias y sus beneficios e inconvenientes.

Fuente: Bupa

Bupa[1], dentro de su estudio Health Pulse 2010, ha encuestado a 12 262 personas de 12 países diferentes –Australia, China, India, Rusia, Alemania, Reino Unido, Italia, Francia, España, Brasil, México y Estados Unidos– para determinar el papel de la medicina en la red, centrándose específicamente en el envejecimiento, las enfermedades crónicas, la salud y el bienestar.

De los resultados se desprende que, naturalmente, para consultar la información que hay en la red es necesario primero que las personas dispongan de acceso a Internet, el cual varía en función del país. Mientras en la India nueve de cada diez personas aproximadamente no disponen de acceso a Internet, en el Reino Unido solo una de cada 5 sigue “desconectado”.

A veces, a pesar de tener acceso a Internet, hay quien no lo utiliza para buscar este tipo de información, ya que entran en juego otros factores como la edad: en todos y cada uno de los países consultados el uso de Internet decae drásticamente a partir de los 35 años. Este es el fenómeno conocido como “brecha digital”.

La mayoría de búsquedas sobre medicina o salud se realizan desde las economías emergentes como India, Rusia, China, Brasil o México, posiblemente como modo de evitar el coste que supone una visita médica. Otro indicador es un alto nivel educativo y económico, que se asocia a un mayor número de búsquedas.

En todos los países se da el caso de que la mayoría de búsquedas sobre salud se realizan para obtener información sobre medicamentos determinados o, en menor medida, para realizar autodiagnósticos y consultar las experiencias de otros pacientes. Sin embargo, el uso de la medicina interactiva, como es el intercambio de correos electrónicos entre médico y paciente, es muy escaso.

La mayoría de las búsquedas se efectúan desde portales como Google o Yahoo, aunque las redes sociales también juegan su papel en este ámbito, pues uno de cada cinco de los encuestados indicó utilizar este tipo de plataformas para informarse sobre aspectos médicos.

Entre los usuarios estadounidenses, casi todas las búsquedas se hacen sobre enfermedades específicas, problemas médicos concretos, intervenciones quirúrgicas y ejercicios de mantenimiento físico. Además, utilizan los teléfonos móviles para buscar información sobre salud sexual, como embarazos, herpes y enfermedades de transmisión sexual, posiblemente debido a que los consumidores de estos teléfonos suelen ser gente joven o a la sensación de anonimato que el teléfono ofrece frente al ordenador.

La red favorece que los consumidores dispongan de más información para tomar decisiones sobre su salud, completa la información que el médico proporciona e incluso pone en contacto a personas con los servicios médicos que de otra manera no lo habrían hecho; es el caso de las enfermedades de transmisión sexual o de conductas adictivas, donde el uso de chats con enfermeras ha resultado muy eficiente.

Acceder a un buen servicio online sanitario puede reducir significativamente el tiempo de contacto entre médico y paciente. Casos que no muestran síntomas de ninguna enfermedad o cuadros médicos poco graves, como un resfriado, podrían llegar a tratarse sin necesidad de visitarse.

Por otro lado, la veracidad de la información que puede encontrarse en la red es fundamental para el buen funcionamiento de esta propuesta, la gente debe servirse de esta información con cautela y ser capaz de distinguir la información de calidad del resto, ya que se ha constatado que los contenidos de determinadas páginas sobre salud no siempre son correctos o apropiados.

Pueden encontrar más información sobre este estudio en www.bupa.com/healthpulse



[1]  Compañía de asistencia sanitaria internacional que inicialmente se estableció en el Reino Unido hace más de 60 años, y actualmente ofrece cobertura en unos 190 países.



Referencia bibliográfica

McDaid, David, Park, A-La. Online Health: Untangling the Web. Bupa. 2010 [acceso 15 de abril de 2011]. Disponible en: http://www.bupa.com/jahia/webdav/site/bupacom/shared/Documents/PDFs/media-centre/Health%20Pulse%20-%20HW/Online%20Health%20-%20Untangling%20the%20Web.pdf
Acceso al documento original Inglés