archivos
Unidad de cuidados paliativos: estándares y recomendaciones

Enviado por D&M 19/05/2010
La falta de uniformidad en la práctica de las Unidades de cuidados paliativos entre comunidades autónomas por un lado, y centros hospitalarios, por el otro, ha llevado a la Agencia de calidad del sistema nacional de salud a analizar a fondo su situación. En base a los resultados, el organismo ha elaborado un conjunto de recomendaciones y estándares de actuación que deben servir de referencia común a entidades gestoras, profesionales médicos y cuidadores.

Fuente: Ministerio de Sanidad y Política Social (MSPS)

El Ministerio de Sanidad y Política Social (MSPS) ha prestado una especial atención a los cuidados paliativos, con la elaboración de la Estrategia en Cuidados Paliativos del Sistema Nacional de Salud.

Tanto el MSPS como las Comunidades Autónomas han intentado normalizar las prácticas de las Unidades de Cuidados Paliativos (UCP) con guías de recomendaciones, pero ninguna de ellas posee un carácter normativo.

El  objetivo del documento sobre estándares y recomendaciones para la Unidad de Cuidados Paliativos (UCP) es poner a disposición de las administraciones públicas sanitarias y los profesionales, unos criterios generales para su organización y gestión. El coordinador científico del trabajo con el grupo de expertos ha sido el Dr. Antonio Pascual López, jefe de servicio de la unidad de cuidados paliativos del Hospital San Pau (Barcelona).

En España alrededor del 80% las muertes totales se producen en personas mayores de 64 años. Se estima que entre un 50 y un 60% de las personas mueren tras una etapa avanzada y terminal. En todos los grupos de edad, se presentan con frecuencia síntomas penosos, un uso elevado de tecnología molesta y sin beneficio, importante sobrecarga para las familias y problemas de comunicación. 

La implicación del paciente en el cuidado de su propia salud es primordial en situaciones de enfermedad avanzada y terminal. La información debe ser clara, precisa y suficiente. Un problema común es la falta de información que el paciente tiene de su propia enfermedad. Existe una tendencia generalizada a informar a la familia, ocultando la información al paciente, sin contar con sus deseos de ser o no informado.

Además, se recomienda que exista un modelo de consentimiento informado con información particularizada para cada procedimiento diagnóstico o terapéutico que implique un cierto nivel de riesgo, de un modo tal que el paciente y su familia/cuidadores puedan conocer estos riesgos y las consecuencias de no asumirlos.
 
Los centros sanitarios con UCP deberán disponer de la siguiente documentación y procedimientos:

a)  La cartera de servicios
b)  El plan de acogida
c)  El código ético
d)  Las guías, vías o protocolos de práctica clínica y de cuidados
e)  Los procedimientos escritos de ensayos clínicos
f)  Las historias clínicas
g)  Procedimiento sobre instrucciones previas
h)  Los informes de alta médica y de enfermería
i)  Los protocolos que garanticen la seguridad, confidencialidad y el acceso legal a los datos de los pacientes
j)  El libro de reclamaciones y sugerencias
k)  La póliza de seguros

Por otro lado, estandarizar la comunicación entre los profesionales en el momento del traspaso, los cambios de turno y entre distintas unidades de atención al paciente es prioritario. Se recomienda usar la técnica SBAR para comunicar la información crucial:

S = Situation (Situación)
B = Background (Antecedentes)
A = Assessment (Evaluación)
R = Recommendation (Recomendación).

Esto garantiza que en el momento del alta hospitalaria, el paciente y su siguiente prestador de atención sanitaria obtengan la información clave referente a los diagnósticos al alta, los planes de tratamiento y cuidados, los medicamentos, y los resultados de las pruebas.

La formación en cuidados paliativos es otra cuestión pendiente. Todos los estudiantes de medicina, enfermería y auxiliar de enfermería deberían poseer los conocimientos básicos en cuidados paliativos. Además, la UCP debe contar con personal médico y de enfermería con formación avanzada en cuidados paliativos aparte de la titulación específica y la experiencia asistencial en hospitalización convencional.

Las UCP tienen una experiencia relativamente reciente en España. Se aconseja monitorizar su desarrollo e implantación en el sistema sanitario español, y una normalización generalizada a nivel nacional de los contenidos, denominaciones y servicios que debe proveer una UCP.



Referencia bibiográfica

Unidad de Cuidados Paliativos. Estándares y recomendaciones. Ministerio de Sanidad y Política Social (MSPS). 2009 [acceso 22 de abril 2010]. Disponible en: http://www.msc.es/organizacion/sns/planCalidadSNS/docs/cuidadospaliativos.pdf

Acceso al documento original Español