archivos
¿Pacientes no urgentes en los servicios de urgencias?
Una fórmula francesa para evitar el mal uso

Enviado por D&M 19/05/2010
La masificación de los servicios de urgencias es uno de los mayores problemas de la salud pública. Para solucionarlo, en Francia han creado las denominadas “Unidades de Cuidados Primarios”, a las que son derivados aquellos pacientes cuyas afecciones se clasifican como no urgentes. Stéphanie Gentile y otros especialistas en salud pública del país analizan el impacto real de esta medida.

Fuente: BMC Health Services Research

La masificación de los servicios de urgencias es uno de los mayores problemas de la salud pública. La calidad de la asistencia médica disminuye a causa de los largos tiempos de espera, el retraso en el diagnóstico, y el retraso en la atención de pacientes con problemas graves. Para solucionar este problema, el gobierno francés ha creado las Unidades de Cuidados Primarios.

Stéphanie Gentile y otros especialistas en salud pública han realizado un estudio sobre la actitud de los pacientes a la hora de ser redirigidos desde los servicios de urgencias hacia las Unidades de Cuidados Primarios. El estudio se llevó a cabo en el hospital universitario de La Concepción en Marsella. Se analizaron los casos de los pacientes mayores de 18 años y que habían sido clasificados como no urgentes por el equipo de enfermería. La editorial on line BioMed Central pubicó un artículo con los resultados del estudio en marzo de este año.

El primer paso fue identificar las principales razones para acudir al servicio de urgencias: el dolor y la necesidad de un diagnóstico rápido. La mitad de los pacientes fueron atendidos por problemas traumatológicos y casi un cuarto de ellos por falta de acceso a su asistencia sanitaria habitual.

El 76% de los pacientes acudieron directamente al servicio de urgencias sin consultar antes con un profesional médico. Sólo a 6 de los 630 pacientes contabilizados les fue prescrito un tratamiento y ninguno fue hospitalizado. Esta situación pone de relieve la necesidad de mejorar la educación del paciente sobre los problemas que precisan atención urgente y los que deben ser tratados por un médico generalista.

La desviación de un paciente hacia una de estas Unidades de Cuidados Primarios tiene lugar en el área de ingreso del servicio de urgencias. Este procedimiento presenta un problema legal si no lo realiza un médico. Sin embargo, disponer de médicos para diagnósticos precoces y reorientar así el ingreso de pacientes, supondría un gran aumento de los costes. En la mayoría de los casos es el equipo de enfermería quien se encarga de la clasificación de los pacientes como urgentes o no, siguiendo la directrices de la Sociedad Francesa de Emergencias Médicas.

El estudio demuestra que el grado de aceptación del paciente a la hora de ser reorientado hacia una de estas unidades es menor si posee un nivel económico inferior, si es desempleado o si recibe cobertura sanitaria especial para personas o familias de bajos ingresos. Además, se comprobó que entre los pacientes reacios o que se opusieron a ser reorientados, un 40 % estaban dispuestos a pagar un extra para ser atendidos en el servicio de urgencias.

Por otro lado, la mayoría de los pacientes que aceptaron ser reorientados hacia una Unidad de Cuidados Primarios, lo hicieron bajo determinadas condiciones. La más común es la garantía de recibir asistencia sanitaria en una unidad próxima al servicio de urgencias. De los que aceptaron ser desviados y además presentaban problemas traumatológicos, casi el 60% lo hicieron con la seguridad de ser asistidos por médicos capacitados para prácticas de cirugía menor, como una sutura o un torniquete.

En definitiva, el establecimiento de estas Unidades de Cuidados Primarios parece ser una buena solución para reducir la masificación de los servicios de urgencias.  Su impacto depende en buena medida de la proximidad al servicio de urgencias del hospital, de la coordinación entre ambas unidades y de la posibilidad de proporcionar cirugía menor a los pacientes.



Referencia bibliográfica

Gentile, S., Vignally, P., Durand, AC, Gainotti, S., Sambuc, R., Gerbeaux, P. Nonurgent patients in the emergency department? A French formula to prevent misuse. BMC Health Services Research. 2010 [acceso 22 de abril 2010]; 10:66. Disponible: http://www.biomedcentral.com/content/pdf/1472-6963-10-66.pdf
Acceso al documento original Inglés